Política

Exigimos la retirada de la Ley Lassalle (nueva reforma de la Ley de Propiedad Intelectual)

Exigimos la retirada de la Ley Lassalle y la apertura de un diálogo equilibrado, moderado por un mediador neutral, entre las autoridades, ciudadanía en general, artistas, creadores e industria, con el objetivo discutir sobre las auténticas reformas necesarias en la LPI en un diálogo abierto y honesto.

No podemos aceptar una reforma en la que la copia privada se convierte de facto en una mera copia personal en una clara desconexión con la realidad y una involución legislativa que no se podía ni concebir ni a finales del siglo pasado y que actúa directamente contra los intereses de creadores y artistas, que ven en la copia privada una actividad que les beneficia y sin la cual, muchos no hubieran llegado a ser tales.

También afecta a los derechos de todos los ciudadanos en su acceso a la cultura, no sólo haciendo ilícitas las descargas de Internet, sino incluso actividades tan absolutamente comunes como hacer una copia de un original que un amigo haya prestado a otro.

Esta reforma crea un escenario anticompetitivo en el mercado digital y hace que el valor de la cultura española tenga menos posibilidades de ser expandida y por tanto monetizada, perjudicando nuestro desarrollo tecnológico y comercial y nuestra posibilidades de incursión en el mercado exterior.

Tampoco aceptamos que aquellos jueces que tienen que decidir sobre las presuntas infracciones de los derechos de autor sean sistemáticamente excluidos de desempeñar su labor con la creación de un tribunal de excepción al servicio de los lobbys de algunos intermediarios de la industria del entretenimiento. Es una aberración intolerable que nada hace por mejorar la relación cada vez más distante entre ciudadanos y el legislador y perjudica en mayor medida a los creadores y artistas en general en su percepción social.

La ley de Propiedad Intelectual debe amparar los legítimos intereses sociales de la ciudadanía para acceder a la cultura y que los autores se vean remunerados de forma justa para que así sigan creando.

En este sentido no se están tomando las decisiones valientes y activas para que la LPI se adapte a la realidad digital, dando tanto a creadores como industria, las herramientas necesarias para innovar en Internet y afrontar los desafíos que se plantean. Las huidas hacia delante no son, en realidad, nada más que intentar evadirse de la tozuda realidad que acabará por imponerse con mayor o menor sufrimiento para todas las partes implicadas.

Creadores, artistas, ciudadanos en general e industria merecen algo mejor que esto.

Si estás de acuerdo con este texto, cópialo y pégalo donde quieras, difúndelo en tu blog, web o red social. Es mucho lo que hay en juego.

Campaña de recogida de firmas: https://oiga.me/campaigns/di-no-a-la-ley-lassalle

Fuente : http://red-sostenible.net

Ley Lassaye

Leyendo el documento de la propuesta de reforma de la nueva ley Lassaye, que fue aprobada ayer he conseguido entender algunas cosas que a mi parecer deben ser explicadas con mayor claridad, y debatidas por varias partes, pues algunos de los puntos son realmente perniciosos para nuestros derechos. He de decir que no tengo mucha idea de derecho por le que me dedico a traducir lo que yo entiendo.

La reproducción de obras divulgadas en forma de libros o publicaciones que a estos efectos se asimilen reglamentariamente, así como de fonogramas, videogramas o de otros soportes sonoros,visuales o audiovisuales, realizada mediante aparatos o instrumentos técnicos no tipográficos, para uso privado, no profesional ni empresarial, de conformidad con los apartados 2 y 3 del artículo 31, originará una remuneración equitativa y única.

Lo que viene a ser, que si te haces una copia de un disco, para tenerlo en el coche y que no se   raye el original, debes pagar.

Dicha remuneración, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, estará dirigida a compensar los derechos de propiedad intelectual que se dejaran de percibir por razón de esta excepción legal.

Ahora sera el estado el que nos cobre los derechos de autor, se ven que no han sacado suficiente dinero con Barcenas. Por si fuera poco el derecho de cobrar sera irrenunciable para los artistas. Es que hay algunos que son unos sinvergüenzas que se niegan a cobrar.

En el apartado 2, se contradice (a mi entender) y nos dice que podemos hacer copias siempre y cuando la reproducción se realice sobre una copia original, y que sea para uso privado y no colectivo. Además de poder grabar programas, pero solo para un uso posterior, y no para almacenarlos.

En el apartado 3, nos indica que los centros educativos podrán reproducir contenido sin la autorización del autor, siempre y cuando sea contenido parcial. O sea que chicos, no puedo poner los últimos 5 minutos de película. Además y por si fuera poco los centros deben pagar una cuota mensual para tener estos derechos. Pero bueno estamos tontos o que, ¿ahora le vas a cobrar canon a los institutos que ya apenas se mantienen?. Definitivamente quieren acabar con la escuela pública.

Los siguientes puntos se refieren a la “organización” que gestionará todo esto, dándoles pleno derecho para actuar por encima de los jueces, pero esto ya lo teníamos antes con la ley Sinde. Por otro lado en el prologo habla de criminalizar la páginas de enlaces y no solo a los proveedores de dicho almacenamiento. De forma que serán ilegales aquellas páginas que enlacen a contenido con copyright de forma que ofrezcan contenido listado y ordenado, obteniendo un beneficio por ello. Supongo entonces aquellas paginas que no tengan publicidad y que no obtenga ganancia alguna están a salvo, pero quien sabe..

Mi conclusión es que lo que tenemos en el gobierno es una panda de ladrones, bajo el absoluto control de los Estados Unidos. Nos imponen una comisión, que juzga sin tener jueces y nos quedamos sentados. Quizás algún día todo el mundo salga a la calle a protestar, por ahora solo somos unos pocos, o quizás consigamos unos pocos, derechos para muchos (no lo creo), pero lo que si que tengo claro es que si estas leyes siguen adelante y se impone un régimen en el que la industria de contenido nos gobierna, me comprare un barco y ondeare mi bandera pirata(Jarr).

Documento de propuesta Ley Lassaye

Fuentes:

http://www.internautas.org/

Bandera_Pirata